La pedofilia y el terrorismo

El Papa reunió ayer a 150 cardenales para tratar el tema de la pedofilia. Allí el Vaticano anunció que van a preparar un documento para explicar las lineas de un programa “coordinado y eficaz” contra la pedofilia. Lo cual demuestra el reconocimiento del problema en el seno de la Iglesia y la necesidad de lanzar medidas específicas para atajarlo porque sigue sin estar resuelto.

La circular va a informar a todos los obispos del mundo sobre “la legislación canónica referida al delito de abuso sexual contra menores”. Pero sería conveniente que además les aclarasen las legislaciones vigentes en cada uno de los paises en los que ejercen su obispado. Si simplemente siguieran las leyes sabrían que es un delito cometer pedofilia, pero también lo es ocultar el delito y no colaborar con la policia y la justicia.

Sin duda la Iglesia está dando un paso importante y si realmente es sincero debería acomparse de acciones concretas como la retirada de los obispos que han tratado esta lacra de la Iglesia sin ningún tipo de respeto hacia las víctimas. Aun recuerdo las declaraciones del obispo Antonio Cañizares que aseguraba que los casos de pedofilia en la Iglesia eran mentiras para no hablar de su dios.

O aquellas desgraciadas declaraciones de un obispo frances, Jacques Gaillot, que justificaba la pedofilia explicando que “en ese tiempo, la iglesia funcionaba así”.

O el obispo John Francis, predicador de la iglesia Pentecostal y cabeza del Ministerio Cristiano Ruach de Brixton, al suroeste de Londres, declaró que la homosexualidad puede ser comparada con la pedofilia. Sin duda un gran conocedor de la realidad humana.

O la del obispo Grings que aseguraba que  “La sociedad actual es pedófila, ese es el problema. Entonces fácilmente las personas caen en eso” , trasladando la realidad de una parte de la Iglesia al resto de la sociedad.

La religión es una opción personal que merece todo el respeto, pero no hay que olvidar que los obispos son personas que emiten juicios públicos con una gran repercusión mediática, y tienen por tanto, una responsabilidad social que va más allá de la religiosa.

Y por si fuera poco ahora algunos contertulios y escritores se nos unen ha esta deplorable corriente con declaraciones asquerosamente “pedófilas” que tampoco son reprochadas por los responsables de emitir este tipo de mensajes a su público.

La sociedad no puede relajarse con los delitos de abuso sexual y debe perseguir y castigar  con contundencia la apología de estos crímenes. Os propongo un ejercicio, revisad las declaraciones anteriores reemplazando el término “pedofília” por  “terrorismo”. ¿Se ve ahora más claro?

Anuncios

Un pensamiento en “La pedofilia y el terrorismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s